MENÚ

Beethoven y el cuarteto de cuerdas

 

 

Ludwig Van Beethoven
(1770-1827)

 

 

Cuarteto de cuerdas en fa mayor, op. 59 n.1
 

 

Allegro

Thème russe. Allegro

 

Schumann Quartett
 

Erik Schumann, violín
Ken Schumann, violín
Lisa Randalau, viola
Mark Schumann, violonchelo


 

Notas al Programa


Beethoven compuso los tres cuartetos opus 59 entre 1805 y 1806, en un momento crucial de su vida en el que debió aceptar la necesidad de convivir con su sordera galopante. En este punto, el Beethoven del periodo heroico ya había realizado aportes originales y determinantes que significaron la transformación, en fondo y forma, de géneros instrumentales como la sonata para piano, la sonata para violín y piano, y la sinfonía; y ahora se disponía a lanzarse con su fuerza renovadora en los predios del cuarteto de cuerdas El resultado fue un ciclo de tres obras que muchos de sus contemporáneos consideraron extrañas, difíciles de tocar para los intérpretes y difíciles de oír para el público. Las obras fueron encargadas por Andrei Rasumowsky, embajador ruso en Viena que, al parecer, le sugirió al compositor incluir algunas melodías populares de su patria en las obras. Y Beethoven le dio gusto.

 

En el op. 59 n. 1, por ejemplo, cita una antigua tonada rusa en el movimiento final. Los cuatro movimientos de esta obra maestra de la música de cámara fueron escritos en forma sonata, esa gran estructura forjada en el clasicismo, que les permitió a los compositores concebir movimientos ambiciosos y coherentes, y que Beethoven contribuyó a acrecentar en muchas de sus obras.

Luis Carlos Aljure


 

 

Biografía


Cuarteto Schumann

 

El Cuarteto Schumann ha alcanzado una etapa donde todo es posible porque ha logrado deshacerse de las certezas. Los tres hermanos Mark, Erik y Ken Schumann, crecieron en Renania y tocan juntos desde la más temprana infancia. En 2012 se unió al grupo la violista Liisa Randalu. Sus grabaciones de discos compactos, los estudios realizados con el Alban Berg Quartet, su residencia de muchos años en el Robet-Schumann-Saal en Düsseldord, el haber obtenido el primer puesto en el prestigiosos Concours de Bordeaux, así como muchos otros premios, permiten especular sobre los factores que han llevado a muchas personas a catalogar el Cuarteto Schumann como uno de los mejores del mundo.

 

Más información en las notas de profundización